¿Le temes a los lunes? Aquí está cómo aprovechar la semana

Una persona trabaja en un escritorio de cara a la pared. Un letrero en la pared dice: Toma el control de tu día.

Para algunos de nosotros, existe un gemido colectivo que hacemos los domingos en la noche cuando la idea de empezar una nueva semana de trabajo está a solo unas horas.

Los lunes no solo simbolizan regresar al trabajo pesado de la semana, pero a menudo significan una montaña de cosas que hacer y obligaciones que se extienden enfrente de nosotros a medida que inicia cada nueva semana.

La investigación ha demostrado que algunas personas incluso tienen lo que se llama “depresión dominical” porque el pensamiento de volver a trabajar el lunes provoca ansiedad.

Pero no tienes que odiar los lunes. Tenemos algunas estrategias que facilitarán el inicio de cada semana.

Un vaso de agua, un florero y un envase de la Loción Ligera essentials de Artistry están en una mesita de noche junto a una cama.

Duerme bien por la noche

Si te vas a trabajar con poco descanso o sin haber dormido nada, probablemente tendrás bolsas bajo los ojos y estarás un poco irritable. No es la mejor manera de empezar la semana.

Así que reserva el maratón televisivo para otra noche y vete a la cama a una hora decente. ¿Necesitas ayuda para quedarte dormido? Mira estos siete consejos para dormir mejor por la noche.

No llegues tarde

Lo último que necesitas es llegar tarde el lunes. Revisa dos veces tu alarma y haz tus preparativos la noche anterior para que no tengas prisas en la mañana.

Junta tus cosas del trabajo cerca de la puerta. Asegúrate de tener ropa limpia y planea suficiente tiempo para disfrutar un buen desayuno con tu primera taza de café, té o una bebida de energía.

Los batidos son una comida fácil y rápida para empezar tu día y las posibilidades son ilimitadas. ¿Necesitas ideas? Mira estas recetas.

Se muestra un escritorio organizado en una oficina limpia con un librero ordenado.

Empieza con una limpieza

Probablemente te saliste del trabajo de prisa el viernes anterior, deseoso de empezar el fin de semana y dejar el estrés del trabajo atrás. Antes de hacer nada, organiza tu espacio de trabajo y crea un área limpia para enfrentar los proyectos del día.

Haz lo mismo con tu computadora portátil, tableta o computadora de escritorio. Usa algunas toallitas húmedas para limpiar derrames de café y organiza el desorden de archivos para que puedas ver la imagen que escogiste como fondo. (Tu mascota o hijo se verá más lindo sin ocho diferentes íconos enfrente de la cara.)

Una mujer se sienta en su sofá trabajando en su tableta mientras evalúa comenzar su propio negocio Amway.

Haz del lunes un día para planear

Existe una razón por la que muchos de nosotros llegamos al trabajo los lunes enfrentando un montón de tareas extras. Nosotros las pusimos ahí.

El trabajo incompleto de la semana anterior se transfiere al siguiente día de trabajo y otras cosas que recordamos durante el fin de semana también se añaden a la lista del lunes. Puede dejarte sintiéndote frustrado antes de que tu día realmente empiece.

Bloquea la primera hora de tu semana de trabajo y ponte en actitud de planificación, examina tu lista de pendientes, determina el orden de importancia de tus correos electrónicos y haz un plan para completar las tareas.

Cualquier cosa que absolutamente tenga que ser completada el lunes pasa a la parte superior de la lista. Otras tareas se mueven a un tiempo posterior en la semana.

Un hombre mira la pantalla de una computadora mientras escribe algo. Sentado en su escritorio recién ordenado.

Date fechas límites

Una vez que diseñes tu estrategia, pon estas fechas límites en tu calendario, dejando espacio para asuntos inesperados que invariablemente suceden.

El ser riguroso en cumplir esas fechas límites ayudará a prevenir que alguna de esas tareas aparezca en la lista de pendientes del próximo lunes.

Olvídate de las frustraciones de la semana anterior

Cuando estés creando tu plan para la semana, enfócate en lo que puedes controlar. No puedes regresar el tiempo y prevenir tus errores, ni tampoco los de tus compañeros de trabajo.

Pero puedes aprender de aquellos errores y empezar de nuevo con una actitud de mejorar en el futuro.

Un hombre abre su botella de agua después de un entrenamiento en el gimnasio. Está preocupado por un estancamiento en su entrenamiento.

Recompénsate a ti mismo por un día arduo de trabajo

Cierto, el fin de semana acaba de terminar, pero como seguiste estos consejos has tenido un lunes increíblemente productivo. Ayuda a prepararte para el resto de la semana con un poco de tiempo para ti mismo.

Ya sea una ida al gimnasio para tu clase favorita de kick-boxing, una caminata en el parque para un poco de “terapia verde” o una mini sesión de spa en casa con una mascarilla facial, renovará tu espíritu para la semana que viene.

Lee Agenda en tu calendario: 4 maneras de hacer tiempo para cuidar de ti para obtener más ideas.

2 Comentas

Deja un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Solo se mostrará su nombre cuando se publique el comentario.