La batalla de las verduras: Cómo asegurar que los niños obtengan sus nutrientes

Un niño está parado enfrente de un refrigerador donde están almacenadas frutas y verduras en el cajón.

Es un problema para muchas familias a la hora de comer. Llegas a casa después de un largo día de trabajo, preparas una comida deliciosa y nutritiva para tu familia e invitas a todos a sentarse juntos a la mesa.

Es ahí cuando empieza: la batalla de las verduras. Observas a tu hijo disfrutar su pollo y comer su pasta. Pero hacia el final de la comida, su porción de verduras sigue intacta y no hay manera fácil de convencerlo de comérselas.

Asegurar que los niños coman la cantidad correcta de verduras para una dieta saludable es una gran preocupación para los padres, a la par con asegurarse de que están durmiendo lo suficiente. ¿Qué pueden hacer los padres ocupados y cansados?

Porciones recomendadas

De acuerdo con las pautas nutricionales del gobierno de los Estados Unidos, los niños de entre 2 a 6 años deberían consumir tres porciones de verduras al día. Una porción es una taza de verduras crudas de hojas verdes o media taza de otras verduras cocidas o crudas. Los niños mayores de 6 necesitan todavía más. Para ellos, la Organización Mundial de la Salud recomienda de cinco a nueve porciones cada día.

Los hábitos de comida saludables que se forman cuando somos jóvenes influyen en nuestro estilo de vida como adultos. Asegurarse de que los niños están incluyendo suficientes verduras en su dieta ahora les da una mejor oportunidad para una dieta saludable cuando crezcan.

Si a su hijo no le gustan las verduras, y estás cansado de las peleas durante la comida, hay otras maneras de asegurar que su pequeño está obteniendo la nutrición adecuada – y ni siquiera tienen que saberlo.

Un montón de frutas y verduras frescas están en la mesa, incluyendo plátanos, coliflor, uvas, pimientos y chícharos.

Sé astuto

Los niños pueden darle la vuelta a las verduras en su forma regular, pero devorarlas cuando están picadas, licuadas o hechas puré y secretamente incluidas en sus platillos favoritos. Aquí tienes algunas sugerencias:

Espinaca: Picadas finas, estas hojas verdes pasarán inadvertidas cuando se mezclan en una salsa para pasta. O añade un puñado en la licuadora cuando estás haciendo un batido de moras azules o frambuesas. Los niños no notarán la porción extra de fibra y vitamina A, pero tú sabrás que están ahí.

Camotes (batatas): Cocida y hecha puré, esta dulce fuente de vitamina C puede ser mezclada con macarrones con queso o incorporada en la mezcla para pan francés.

Zanahorias: Picadas finito y cocidas, pueden ser mezcladas en albóndigas o hamburguesas. O hazlas puré y añádelas a una salsa para pasta.

Coliflor: Esta verdura está sorprendentemente cargada de vitamina C y su color claro hace que sea fácil de cocinar y mezclar con huevos revueltos. También puede ser cocinada al vapor y mezclada en una salsa Alfredo o incluso en un pastel de carne.

Suplementos nutricionales

Los suplementos Nutrilite™ ofrecen una amplia variedad de productos para niños, incluyendo el Concentrado de Frutas y Verduras Masticable para Niños Nutrilite™, lleno de fitonutrientes, y el Masticable Diario para Niños Nutrilite™, que contiene más del valor diario recomendado de 15 vitaminas y minerales.

Otra manera de asegurarse de que los niños obtengan los nutrientes que necesitan es incorporar un suplemento nutricional como parte de su rutina diaria.

Estas tabletas de gran sabor, fáciles de masticar, son de gran ayuda para tranquilizar la mente de los padres y compensar cualquier deficiencia en la nutrición de un niño.

Recomendaciones de productos

Para aprender más sobre los productos Nutrilite mencionados aquí y otros formulados para niños, visita Amway.com o Amway.ca.

Entre las bondades de los suplementos y algunos trucos astutos con las verduras, ten la seguridad de que tu hijo quisquilloso con la comida obtendrá toda la buena nutrición que necesita.

Deja un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Solo se mostrará su nombre cuando se publique el comentario.