Comer de manera sostenible: Escoge frutas y verduras cultivadas localmente

Una mujer y su hijo pequeño están recogiendo moras azules. Julio es un gran mes para encontrar moras azules frescas locales, dependiendo del lugar donde vivas.

Julio está aquí y es hora de una nueva mirada a  comer de manera sostenible al enfocarte en lo que está en temporada y disponible en tu mercado de productores local, puesto de frutas o granja donde tú haces la cosecha.

Cuando compras frutas y verduras locales, eliminas la necesidad de almacenaje y envío que se requiere para productos agrícolas que vienen de fuera del estado para llegar a tu tienda de comestibles. Eso significa que se está usando menos energía y recursos ambientales.

Una ensalada de betabel y ejotes acompañados de pasta para untar con queso de cabra.

Qué está en temporada

En junio te recordamos obtener tus fresas, ruibarbo y hojas verdes. En julio, empieza con cerezas y continúa más allá.

Dependiendo de dónde vivas, encontrarás cerezas, albaricoques, frambuesas y moras azules en lo que respecta a frutas. En cuanto a los vegetales, busca betabel, brócoli, col, apio, col rizada, nabo, cebollas de primavera, rábanos, cebollines, chalotes y más lechuga.

En la última mitad del mes, puedes encontrar frijoles, zanahorias, coliflor, maíz, ajo, pimientos, calabaza y duraznos.

Prepara un tazón de cerezas

Empezamos nuestra lista con cerezas por una razón. No solo son las cerezas dulces algo nutritivo para comer de la mano, ¡las posibilidades de postres con cerezas dulces o ácidas son ilimitadas!

Las tartas son obligatorias en el verano, y también puedes ser más sofisticado con un postre de cerezas al licor flameadas. Pero la fruta también puede ser usada en creaciones saladas como ensaladas, rellenos o salsas.

Un tazón de madera con cerezas de color rojo vivo está en medio de una bandeja llena de cerezas rojas. Julio es una excelente época para encontrar moras azules frescas locales, dependiendo del lugar donde vivas.

Cuidado de la cereza

Cuando traigas cerezas a casa, para que duren más, almacénalas en un tazón ventilado y no las enjuagues hasta que las vayas a usar. Fuera del refrigerador, se mantienen con buen sabor dos o tres días; en el refrigerador de cinco a diez días, y en el congelador de seis a ocho meses. (Son una buena adición a recetas de batidos o licuados.)

Las tartas de cerezas Montmorency tienen niveles más altos de antioxidantes comparados con otras frutas, además betacaroteno, vitamina C y potasio. ¡También obtendrás una buena dosis de fitonutrientes! Y se cree que el jugo de cereza tiene múltiples beneficios.

Un acercamiento de moras azules que están siendo lavadas con agua.

Pequeñas pero poderosas

Las moras azules pueden ser pequeñas en tamaño, pero son grandes en salud, lo que les ha dado la etiqueta de superalimentos. Son reconocidas como la fruta con mayor actividad antioxidante, que le ayuda a tu cuerpo a combatir los radicales libres.

Las moras azules también están llenas de fibra, vitaminas C y K y manganeso. Se cree que impulsan la salud del corazón y la función cerebral, disminuyen la presión arterial y el colesterol malo (LDL, por sus siglas en inglés) y retrasan el deterioro mental. Una porción de una taza de esta fruta azul tiene solo 80 calorías, cero grasa y muchos fitonutrientes. ¡No es de sorprender que se consideren un superalimento!

Son fáciles y divertidas de cosechar, lo que se suma al factor de sostenibilidad. Al cosechar, busca las que prácticamente caen en tus manos. Y no te preocupes de recoger demasiadas. Son fáciles de congelar para recetas durante todo el año.

Un tazón de pepinos rebanados a punto de ser degustados. Julio es una excelente época para encontrar pepinos frescos, dependiendo del lugar donde vivas.

Pepinos frescos

Si tus amigos o vecinos tienen jardines, quizá nunca tengas que comprar pepinos en el mercado de productores. Los pepinos crecen tan bien que la gente tiene que regalarlos—no se puede comer ensaladas de pepino todo el tiempo.

Si tienes exceso de pepinos, hacer encurtidos en el congelador, refrigerador o a la manera antigua son solo unas cuantas formas de usar el excedente. También puedes usarlos como una base para ensaladas, sopas, salsas y aderezos.

Estos crujientes vegetales son una buena fuente de vitaminas A, C, B1, B2, B3, B5 y B6, y ricos en potasio, calcio, cinc, fibra y magnesio.

(Los pepinos no tienen que ser solo para la mesa. La próxima vez que te vayas a consentir con una mascarilla facial, recuéstate con rebanadas de pepino en tus ojos para reducir la hinchazón mientras la mascarilla hace su trabajo.)

Un tazón de ejotes frescos, cultivados localmente.

Ejotes

Pocas calorías, sin grasa saturada y sin colesterol son tres cosas maravillosas sobre los ejotes (judías verdes). También obtendrás muchos micronutrientes de ellos, incluyendo hierro, potasio, vitaminas A, C y K y fibra.

Como muchas frutas y verduras, los ejotes están llenos de antioxidantes que apoyan tu sistema inmunológico. Son excelentes para comerse crudos o salteados con limón y almendras. Y no te olvides de congelar algunos para su papel estelar en el guiso de ejotes, crema de champiñones y cebollas fritas típico de la cena de Acción de Gracias.

Dosis diaria

Planear por adelantado con recetas y estrategias de conservación te ayudará a aprovechar la abundancia de la naturaleza a la vez que obtienes las recomendadas cinco a nueve porciones de frutas y verduras todos los días.

¿Necesitas garantía de que estás obteniendo los nutrientes que necesitas? Considera un suplemento nutricional, como el Suplemento de Vitaminas/Minerales/Fitonutrientes Double X™ de Nutrilite™ o el Concentrado de Frutas y Verduras Nutrilite™.

Los suplementos pueden combatir las deficiencias que puedan existir en tu alimentación a pesar de tus esfuerzos por comer adecuadamente. Aprende más en los sitios web de Amway US o Amway Canadá.

2 Comentas

Deja un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Solo se mostrará su nombre cuando se publique el comentario.