Cómo mejorar el sistema inmunológico de tu hijo: 5 consejos

Una niña con coletas sostiene la mano de su madre mientras otros niños corren alrededor de los cubículos en el pasillo de la escuela.

Cuando los niños son pequeños, los padres desean protegerlos de cualquier posible lesión.  Muchos, probablemente, enrollarían a sus niños con plástico de burbujas si así se pudiera evitar que se les corten sus rodillas o tengan huesos rotos.

Pero los gérmenes son un oponente sigiloso.  Te das cuenta rápidamente de esto una vez que tus hijos asisten a la guardería o la escuela.  La secreción nasal y la tos de otros niños llegan a tu casa en un plazo sorprendentemente corto.

¿Por qué algunos gérmenes pueden ser buenos para ti?

Algunas investigaciones nos dicen que cierto nivel de exposición a los gérmenes es beneficioso para los niños a medida que crecen.  La ciencia detrás de este mantra de “la suciedad es buena”, se reduce al punto de que si permites que tus hijos jueguen afuera y evitas correr tras ellos con una botella gigante de desinfectante para manos cada cinco minutos, los gérmenes que recogen en su entorno natural, en realidad, estimulará su sistema inmunológico, haciendo que sus cuerpos sean más saludables.

Ayudar a los niños a desarrollar un sistema inmunológico saludable, es una de las mejores maneras de equiparlos para combatir a los gérmenes. . Un sistema inmune fuerte, significa que será menos probable que recojan cada uno de los resfriados que anden circulando en los salones y en el patio de recreo.  A continuación, te presentamos algunos consejos para ayudar con sus sistemas inmunológicos.

Un niño se lava las manos en el fregadero de la cocina.

Las manos limpias son la clave

Enseña a tus hijos a lavarse las manos con frecuencia.  Hay una razón por la cual el Centro para el Control de Enfermedades de los EUA (CDC, por sus siglas en inglés) se refiere al lavado de manos como una auto-vacuna personal: Es una de las mejores y fáciles cosas que puedes hacer para reducir las probabilidades de enfermarte.

Un buen lavado de manos requiere de al menos 20 segundos de frotar vigorosamente las manos, usando jabón y agua tibia.  Lee más en Higiene de manos: ¿Con qué frecuencia te lavas las manos?

Enséñales a evitar tocarse su cara

Según el CDC, las personas se tocan los ojos, la nariz y la boca unas 25 veces por hora sin ni siquiera darse cuenta.  Cada una de esas veces, es una oportunidad para que los gérmenes ingresen al cuerpo.

Cuanto menos se toquen la cara, mejor.  Cuando lo hagan, puedes solo desear que sus manos estén limpias.

Acuéstalos a tiempo

La mayoría de los niños necesitan al menos de 9 a 11 horas de sueño cada noche.  Dormir es una de las cosas que ayudan a mantener a nuestro sistema inmunológico fuerte.  Pero con la escuela, la tarea, los deportes y la cantidad de tiempo que pasan frente a las pantallas, algunos niños se están quedando cortos.

Si esto sucede en tu casa, ayuda a tus hijos a establecer una rutina que puedan cumplir a la hora de acostarse.  Apaga la televisión y los aparatos electrónicos al menos media hora antes de acostarse y ayúdalos a relajarse antes de lavarse los dientes y decir buenas noches.

Un niño durmiendo en su cama con peluches en la mesita de noche.

Asegúrate de que coman una dieta saludable

Todos sabemos que los pequeños no siempre aman las verduras de hojas verdes que son tan buenas para nuestros cuerpos.  Pero, una dieta nutritiva rica en vitaminas y minerales, ayudará a mantener su sistema inmunológico saludable.

¿Necesitas otros consejos?  Lee La batalla de las verduras: Asegurándose de que los niños obtengan sus nutrientes, y obtén algunas sugerencias útiles.

Un hombre les da vitaminas Nutrilite a dos niños sentados en la barra de la cocina.

Agrega un suplemento diario

La mejor fuente para obtener nutrientes es directamente de los alimentos, sin embargo los suplementos pueden ayudar a llenar las brechas nutricionales y apoyar el sistema inmunológico.

Una vez que ayudas a tus hijos a desarrollar un sistema inmunológico fuerte, estarán mejor equipados para evitar los gérmenes que anda rondando en su círculo de amigos.  ¿Necesitas algunos consejos para los adultos en tu vida?  Lee Consejo para padres que trabajan: Combatiendo los resfriados y la gripe.

¿Te gustaría obtener más información sobre cómo los suplementos Nutrilite™ pueden ayudar a llenar las brechas nutricionales?  Visita los sitios web para Amway US o Amway Canadá.

Deja un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Solo se mostrará su nombre cuando se publique el comentario.