Cómo ser un buen invitado en esta temporada de fiestas

Los invitados a la fiesta ayudan al anfitrión a cocinar.

¿Piensas visitar a amigos y familiares estas festividades?  Ya sea por una noche de festejo o un fin de semana de convivencia familiar, asegúrate de leer un poco del libro sobre cómo ser un buen invitado.

No es un libro muy largo, pero el prestar atención a estos detalles contribuirá – en gran medida – a facilitarles las cosas a tus anfitriones, y también garantizar más invitaciones en el futuro.

Además, puedes servir como ejemplo para quienes podrían ser tus invitados el próximo año.

Llegar un poquito tarde es llegar justo a tiempo

Una regla extraña pero verdadera:  Llegar un poco después de la hora de inicio del evento, es la definición de llegar “a tiempo”, significa llegar de 15 a 30 minutos tarde.  Quién lo hubiera dicho.

Si llegas al inicio del evento, ofrece tu ayuda o trata de no estorbar a tus anfitriones ya que ellos estarán ocupados con los últimos detalles de la casa, la comida o en ellos mismos.

Una bandeja contiene Bombas de Baño Artistry Studio, una Mascarilla Artistry Signature Select y una Crema Hidratante Artistry. También hay una taza blanca, una vela y una planta suculenta.

Lleva un obsequio

Ya sea que asistas a una fiesta o te quedes por unos días, asegúrate de siempre llevar un obsequio para tu anfitrión.  Elige el obsequio según la duración de tu estadía y cuán bien los conozcas, aunque es difícil equivocarse con cosas como; un buen vino, deliciosos dulces o una vela aromática sutil.

¿Buscas hacer un gesto más grande? Obsequia tarjetas de regalo para restaurantes, masajes u otras experiencias del cuidado personal.  Para quienes se quedarán como huéspedes durante varios días, consideren invitar a los anfitriones a cenar en algún restaurante de su preferencia o cocinarles una cena especial en su casa.

Ayuda a tu anfitrión

Si tienes alguna restricción alimenticia, informa a tus anfitriones con bastante anticipación y, tal vez, ofrece llevar un platillo que sea adecuado para tu dieta.

En camino al evento, envía un mensaje de texto para ver si los anfitriones necesitan algo y así te puedes detener en la tienda por hielo u otras necesidades de último minuto.

Si ves un plato de papitas vacío, llénalo.  También, puedes ayudar a que la gente agarre sus bebidas y refrescos conforme vayan llegando.  Trata de limpiar durante todo el evento y especialmente si eres una de las últimas personas en irte.

A tu anfitrión le encantará no tener la tarea de recoger acumulada al final de la noche o al saludarlos por la mañana.

Una mujer se ríe y aplaude mientras está sentada en una mesa con amigos.

Conversaciones triviales:  Prepárate

Entre servir comida, bebidas y saludar a los invitados a medida que llegan, tus anfitriones estarán muy ocupados.  No podrán pasar todo el tiempo contigo, incluso si no conoces a otras personas.

Haz el esfuerzo de interactuar con otros invitados, especialmente aquellos que tampoco conocen a nadie.  La integración es de lo que se tratan las fiestas, ¿verdad?

Sin embargo, probablemente sea mejor dejar en paz ciertos temas, incluida la política, cómo otros deberían criar a sus hijos y aquellos  que se podrían considerarse tabú.  Gritonéarse no son buenos modales.

Etiqueta para los teléfonos móviles

Mantén tu teléfono móvil en tu bolsillo.  Revisar tus textos o las redes sociales en medio de una multitud celebrando las festividades envía el mensaje de que preferirías no estar allí.

Algunas excepciones:

  • Si te ofreciste como voluntario para ser el fotógrafo de la fiesta, toma muchas fotos y asegúrate de compartirlas con los anfitriones.
  • Asegúrate que los niños u otras personas que puedan necesitarlo estén bien mientras estés allí.
  • Revisa ocasionalmente el puntaje del gran juego.  Es probable que otros en la fiesta también se pregunten si el equipo local puede lograrlo y se sumará a la camaradería.

Un niño arrodillado sobre una cama arroja varios peluches al aire.

Tus adorados hijos

La palabra clave es “tus”.  Puede que los niños fueron invitados a la fiesta pero, a menos que se contrate específicamente a una niñera para todos los invitados de la fiesta, los niños siguen siendo tu responsabilidad.

Vigílalos para asegurarte de que no rompan una preciosa reliquia o chupen la cuchara para servir en la mesa del buffet.

Lo fácil y obvio

No pongas los pies sobre los muebles. Usa posavasos.  Quítate los zapatos en la puerta. No comas ni bebas en exceso.  No traigas a una persona adicional sin preguntar con anticipación.

Para aquellos que pasan unos días, encuentra pequeñas formas de ayudar mientras estés allí.  Mantén tus pertenencias ordenadas para que no estorben a tus anfitriones.  Si estás usando un sofá cama, pon todo de regreso en la mañana.  Trae tu propio champú, pasta de dientes y artículos de baño.

Y trata de respetar sus rutinas, como a qué hora comen, se levantan, se acuestan o sus hábitos televisivos.  No los hagas ver “Wheel of Fortune” cuando a ellos les gusta ver “The Big Bang Theory”.

Al despedirte

Cuando termine la fiesta, no te desaparezcas.  Dale un abrazo a tu anfitrión y agradécele.  Cuando termine una visita más larga, retira las sábanas de la cama, recoge tus toallas sucias y llévalas a la lavandería.

Y para aquellos invitados que pasan la noche, asegúrate de irte cuando dijiste que te ibas a ir.  Probablemente conozcas la sensación de “Me alegraré mucho cuando se hayan ido”.

No es porque tus anfitriones no te quieran.  Es porque el tener invitados requiere mucho trabajo y puede ser estresante.  Lo que quieren, es pasar el rato en su casa en sus pijamas para recuperarse.

Unas manos sosteniendo una tarjeta de agradecimiento casera.

Escribe una nota de agradecimiento

Ya sea que dejes una en la habitación donde te quedaste o escribas una cuando llegues a casa, tus anfitriones siempre apreciarán una nota de agradecimiento.

Intenta mencionar algo específico que apreciaste de la fiesta o tu visita y ofrece organizar la fiesta el próximo año si puedes.

Y cuando sea tu turno, tus invitados probablemente recordarán lo considerado qué fuiste y te devolverán el favor.

Deja un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Solo se mostrará su nombre cuando se publique el comentario.