Consejos de cocina festiva para restricciones dietéticas

Un grupo de personas sentadas en una mesa durante una cena navideña.

Viaja al pasado y recuerda las temporadas de fiestas de tu infancia: largas mesas repletas de familiares y amigos que pasaban tazones y platos llenos de todas las comidas tradicionales.

El único drama en estas comidas era—probablemente—una queja de que el pavo estaba demasiado seco, que alguien acaparó toda la salsa de carne o se atrevió a arruinar la receta de macarrones con queso.

Ahora, regresa tu mente a las temporadas navideñas del presente. Tu cuñada es alérgica al gluten, tu sobrina es vegetariana, tu mamá dejo los lácteos, tu sobrino es alérgico a las nueces y algunos de tus primos siguen la dieta paleo y otros son veganos.

Bienvenido a las temporadas festivas en donde los anfitriones se las ven negras al tratar de cumplir con todas las restricciones dietéticas que sus invitados han adoptado debido a alergias, razones de salud u opciones de estilo de vida. Algunos hasta pueden tener razones religiosas para sus elecciones dietéticas. Independientemente del motivo, siempre se deben respetar los deseos de tus invitados.

Desafíos de los anfitriones

Extender el tapete de bienvenida para tu familia y amigos significa tener en cuenta todas estas cosas cuando planificas el menú, preparas la comida y sirves los platillos.

Pero estos no tienen que ser obstáculos insuperables que impidan que tu cena festiva sea un éxito. Le pedimos a Holiday Zanetti, Científico Investigador en Jefe e Investigador Clínico de Nutrilite, que nos ayudara a recopilar algunos consejos para facilitar este proceso.

Con un poco de planificación, buena comunicación y la delicadeza de un buen anfitrión, puedes tener una reunión en donde todos tus invitados se sientan bienvenidos y apreciados.

Una mujer revisa su correo electrónico en su celular mientras un hombre y un niño juegan al fondo.

Pregúntale a tus invitados

La forma más fácil de identificar cualquier restricción alimenticia, es preguntarles directamente a tus invitados, cuanto antes, mejor.

Si envías invitaciones impresas o en línea, incluye una pregunta sobre las restricciones dietéticas en el área de respuesta. Si llamas para invitarlos, haz que esa pregunta forme parte de la conversación o da seguimiento con un mensaje de texto sencillo.

“Asegúrate de obtener confirmaciones o respuestas a tus invitaciones de manera oportuna para poder tener tiempo de elaborar adecuadamente tus recetas”, dijo Holiday.

Haz tu tarea

Mientras planeas los platillos, debes comprender la diferencia entre una elección de estilo de vida, una restricción que podría enfermar a una persona y una alergia potencialmente mortal. La dieta keto que sigue tu hermana es muy diferente a la alergia al maní que tiene tu sobrino.

Una persona transfiere ejotes cortados de una tabla de cortar a un tazón en una cocina limpia.

Prepara con cuidado

Al preparar platillos para personas con alergias alimentarias, evita la contaminación cruzada que podría enfermar a tus invitados.

“Las restricciones dietéticas y las alergias deben tomarse muy en serio”, dijo Holiday. “Es fundamental prestar mucha atención a la elaboración de estos platillos y garantizar que un ingrediente accidental no llegue al plato del invitado”.

Un buen ejemplo es manejar estos alimentos como si fueran carne cruda: usa utensilios, tazones para mezclar y tablas de cortar separados y lávalos bien antes de reutilizarlos.

Un plato azul con puré de papas sobre una mesa.

Los acompañamientos son tus aliados

Planear una variedad de acompañamientos es una manera fácil de asegurarte de que todos tus invitados puedan llenar sus platos.

Algunos de los acompañamientos tradicionales favoritos solo necesitan unas pocas sustituciones o ajustes para eliminarlos de la lista de “no se puede comer” de algunas personas. ¿Restricciones con productos lácteos? Cambia la mantequilla por aceite de oliva. ¿Vegetarianos? Usa caldo de verduras en lugar de caldo de pollo.

También, puedes aprovechar la oportunidad de probar nuevos platillos. Además del puré de papas tradicional hecho con mantequilla y leche, considera agregar papas hasselback en rodajas finas, asadas con hierbas y un poco de aceite.

“Las recetas son abundantes en Internet”, dijo Holiday. “Hay muchos platillos que se pueden modificar fácilmente. A veces, el mejor platillo y el más apreciado puede ser el más sencillo”.

Un plato para hornear con cuatro pimientos rojos rellenos.

Di sí a tus invitados

Si tus invitados con restricciones dietéticas preguntan si pueden traer uno o dos acompañamientos que saben que pueden comer, acepta su oferta con gratitud.

Ya sea que sea una receta casera o algo que compraron en el supermercado o en un restaurante, el traer un platillo les permite contribuir y elimina la preocupación de que se irán con hambre.

Estrategias al servir

Si normalmente complementas ciertos platillos con salsas, aderezos o coberturas desmoronadas que no son apropiadas para todos tus invitados, sírvelos de manera separada.

Y evita servir el relleno en el mismo plato que el pavo. Los platillos servidos individualmente son los mejores. Mantienen cada elemento separado y hace que los invitados con restricciones dietéticas o alergias se sientan más seguros acerca de lo que comen.

¿Quieres ser un anfitrión de primera? Coloca tarjetas o letreros de identificación frente a cada platillo que indiquen si son platillos veganos, sin gluten, sin nueces, etc. Esto no solo les permitirá a los invitados saber que se están sirviendo en sus platos, sino que también es un toque agradable que muestra a los invitados que te importa su salud.

Un grupo de invitados a una cena levanta sus copas para un brindis.

Se acogedor

No importa cuánto esfuerzo adicional pongas para adaptar los platillos a cualquier dieta especial, trata de no decirle a tus invitados. No querrás que piensen que su presencia es una carga.

Concéntrate en disfrutar el tiempo con tu familia y amigos.

“Ya sea que seas el anfitrión de la fiesta o un invitado, se respetuoso, disfruta de la compañía, del ambiente, comparte con gratitud y positivismo y come lo que te haga feliz (o lo que se adapte a tus necesidades)”, dijo Holiday.

“De eso se tratan las festividades”.

¿Quieres obtener más consejos de Holiday Zanetti? Consulta otras publicaciones en Conexión Amway. Y para conocer más sobre Nutrilite, visita el sitio web de Amway EUA o Amway Canadá.

Deja un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Solo se mostrará su nombre cuando se publique el comentario.