Consejos para desarrollar un actitud de agradecimiento

Una mujer trabaja en un escritorio de su sala mientras un niño juega en el fondo.

Si hubo alguna vez un momento para modificar nuestra actitud y concentrarnos en las cosas por las que podemos sentirnos agradecidos en lugar de dejarnos avasallar por todos los desafíos del día (o de la semana, el mes o el año), ese momento, es ahora.
 
Es tan fácil sentirse abrumado por los obstáculos cuando nos enfrentamos a días y días de permanecer en casa, practicar el distanciamiento social, lidiar con la interrupción de los ingresos o preocuparse por los seres queridos que pueden ser más susceptibles a la enfermedad.
 
Aunque está bien experimentar esos sentimientos y enfrentar tus preocupaciones, dejar que te arrinconen no es buena idea. Si empiezas a sentirte desbordado, considera adoptar medidas para levantar tu ánimo. 
 
Prueba hacer un cambio de mentalidad y ver tus circunstancias con ojos de gratitud. ¿Cómo se vería eso? Las investigaciones han demostrado que enfocarse intencionalmente en las cosas positivas que suceden –no importa cuán pequeñas sean– puede hacerte una persona más feliz, con beneficios a corto y largo plazo.

Un chico desayuna mientras usa una computadora portátil para enfrentar a una mujer.

La gratitud es poderosa

Hacer una breve pausa para recordarte a ti mismo por lo que estás agradecido en tu vida—familia, amigos, una buena comida, una memoria valiosa—te da un estímulo de felicidad a corto plazo. Simplemente te hace sentir bien.

Y las personas que son capaces de expresar gratitud de manera rutinaria parecen más amigables, y eso significa que otros quieren estar cerca de ellos más seguido. Ellos también se describen a sí mismos como menos deprimidos y con mayor capacidad para lidiar con situaciones estresantes.

Cultivar un sentimiento de agradecimiento también parece mejorar la manera en que cuidan de sí mismos, ya sea procurando una mejor noche de descanso, asegurándose de agendar su chequeo anual o simplemente haciendo tiempo para ejercitarse regularmente.

Entonces, ¿cómo empezar a hacer estos pequeños momentos de gratitud parte de tu día para poder obtener estos beneficios a largo plazo? Está bien empezar en pequeña escala.

Unas manos sostienen una tarjeta de agradecimiento. Las notas o tarjetas escritas a mano son una excelente manera de expresar gratitud.

Expresa gratitud a diario

Ve más allá del simple gracias. Por ejemplo, si un compañero de trabajo ofrece hacer un poco de trabajo extra de tu lista de tareas compartidas, dile cuánto aprecias eso o dale seguimiento con un correo electrónico o una nota de agradecimiento.
 
Haz lo mismo por quienes hacen un esfuerzo extraordinario durante esta época de aislamiento social: repartidores, trabajadores de restaurantes, carteros, asistentes de compras, trabajadores de sanidad, empleados públicos y la vecina que te hizo un tapabocas. 
 
Nunca subestimes el poder de una nota de agradecimiento escrita a mano, especialmente ahora que tantas personas están viviendo su vida a través de pantallas de video.

Ponlo por escrito

Anotar las cosas por las que estás agradecido es una manera de reforzar lo positivo en tu vida. Escribe unas cuantas en un diario cada día o júntalas en un frasco de gratitud designado.

No solo te beneficias cuando las estás escribiendo, te beneficias otra vez cuando eliges leerlas. Es una excelente actividad para el Día de Acción de Gracias o al final del año.

Un papá colorea en la mesita de centro con sus dos hijos mientras está sentado en el sillón. Les está enseñando sobre ser agradecidos.

Promuévelo en tu hogar

Comparte tus prácticas de gratitud con tu familia. Invitar a todos a compartir algo por lo que estén agradecidos puede convertirse en un pequeño ritual antes de la comida, o en algo lindo que hacer al poner a tus hijos a dormir cada noche.

No importa cómo decidas desarrollar tus hábitos de agradecimiento, seguramente añadirá más felicidad a tu vida. Y como la gratitud es contagiosa, llevará felicidad a aquellos que te rodean también.

Así que, ¿por qué estás agradecido? Escribe tu comentario y déjanos saber. (¡Y gracias por leer!)

Etiquetas

5 Comentas

  • Celida says:

    Gracias a Dios y a Amway por permitirme, estar con ellos en este tiempo; de no ser así, creo que estaría como el 95% de las personas en el mundo; tristes, desesperadas por la situación de las fiestas, el empleo, las reuniones de un café para charlar. Mi familia y yo nos sentimos positivos y con deseos de salir adelante y ayudar a otros que vivan lo que nosotros sentimos, no importando lo que este pasando. Dios bendiga a Amway y a esas personas que hacen que amway siga en la #1.

Deja un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Solo se mostrará su nombre cuando se publique el comentario.