Consejos para padres que trabajan: Cómo evitar resfriados y gripe

Gente aglomerada en una estación de tren. La estrecha proximidad a otros aumenta las posibilidades de resfriado y gripe.

Durante los meses más fríos, muchas personas pasan mucho tiempo en lugares encerrados con amigos y familia compartiendo memorias, abrazos, besos… y gérmenes.

Si has sobrevivido hasta ahora sin contraer un resfriado o una gripe, tú puedes ser el siguiente y un catarro, tos o fiebre puede estar en tu futuro.

El año pasado fue una de las peores temporadas de gripe registradas, de acuerdo a los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) de los Estados Unidos, contagiando a más de 49 millones de personas. Y los niños son más susceptibles; contraen resfriados o gripes tres veces más que los adultos.

Para los padres que trabajan, un niño enfermo puede rápidamente dificultar una semana de trabajo. Con la esperanza de mantener las enfermedades al mínimo, aquí tenemos algunas maneras de prepararnos para el asalto de terribles virus que normalmente están en su apogeo entre diciembre y febrero.

Ponte la vacuna antigripal

La mejor defensa es una buena ofensiva. Existe una razón por la que los CDC recomiendan una vacuna antigripal al año. Es el primer y más importante paso para protegerse contra los virus de la gripe. Probablemente todavía puedes conseguir una; están disponibles en la mayoría de las farmacias.

Si no, ponlo en tu calendario para el próximo año. El mejor momento para ponerte la vacuna en inyección o atomizador es alrededor de Halloween. Recuerda, toma cerca de dos semanas después de un vacuna para que se desarrollen los anticuerpos contra la gripe.

Una mujer parada enfrente del fregadero de una cocina estira la mano para aplicarse Jabón Concentrado para Manos G&H Protect+ de Amway.

Lávate las manos

Algo tan simple como lavarse las manos es una de las formas más efectivas de evitar la propagación de la gripe. Las manos, especialmente cuando se usan para cubrirse la boca al estornudar o toser, pueden contagiar gérmenes a otras personas y cosas.

Una buena lavada requiere de frotarse vigorosamente por lo menos 20 segundos, usando jabón y agua caliente. Si no tienes acceso a un lavabo, una alternativa es un desinfectante para manos con alcohol. Carga uno en tu bolso y en las mochilas de tus hijos. También es bueno mantener tus manos alejadas de tus ojos, nariz y boca.

Elimina los gérmenes

De manera sistemática limpia objetos y superficies frecuentemente tocados en la casa y tus lugares de trabajo, como apagadores de luz, perillas de la puerta, teclados, controles remotos, teléfonos. Súrtete de pañuelos desechables, jabón, toallas de papel, desinfectantes de manos con alcohol y toallitas húmedas desechables. Todos ellos son excelentes barreras entre nuestros seres queridos y los virus de la gripe.

Un plato lleno de frutas y verduras coloridas está junto a unas pesas de mano, una botella de agua y unos audífonos. Una buena nutrición y ejercicio son excelentes para tu corazón.

Haz énfasis en los hábitos saludables

Bebe abundante agua, duerme suficiente y haz ejercicio. Los estudios muestran que todas estas actividades ayudan a prevenir que nuestros cuerpos se debiliten. Y cuando estás débil, eres más susceptible a enfermedades. Haz tiempo para:

  • Permanecer hidratado bebiendo de 6 a 8 vasos de líquido, preferentemente agua, diariamente. (Desafortunadamente, la cafeína en el café no ayuda con esta meta.)
  • Hacer ejercicio de cuatro a cinco veces por semana; esto incluye una caminata rápida. Los investigadores han descubierto que caminar regularmente puede conducir a un número mayor de glóbulos blancos, que combaten las infecciones, de acuerdo al Consejo Americano de Ejercicio.
  • Durante el sueño es cuando el cuerpo se repara y se restaura a sí mismo. La cantidad de sueño necesaria depende de la edad. Para niños más pequeños, los doctores recomiendan de 10 a 12 horas. Todavía se considera que ocho horas es lo ideal para los adultos.
Una caja de Tubitos 2GO de Nutrilite está junto a una botella de agua en la consola de un coche.

Apoya tu sistema inmunológico

La nutrición contribuye considerablemente a apoyar la resistencia natural de tu cuerpo a la enfermedad. Comer frutas y verduras nutritivas, ricas en vitamina C puede ayudar a tu sistema inmunológico a combatir las enfermedades, de acuerdo a Cleveland Clinic.

Y los suplementos de calidad pueden brindar nutrientes adicionales, combatiendo las deficiencias que pueda haber en tu dieta. Por generaciones, las personas han usado la equinácea y la vitamina C cuando sienten que se van a enfermar de gripe. En la actualidad, estos nutrientes están disponibles en muchas formas, desde tabletas hasta agua con infusiones.

La comida casera no hace daño

Incluso con todas estas precauciones, lo más probable es que alguien de tu familia, oficina o círculo de amigos se va a enfermar. Guarda en el congelador un poco de caldo de pollo casero y ten suficientes remedios para la gripe, desde jarabe para la tos hasta pastillas. Normalmente, la recuperación de un resfriado o una gripe tarde de una semana a 10 días. La mejor manera de apoyar el proceso de recuperación es quedarse en casa, guardar mucho reposo y beber abundantes líquidos.

Productos útiles

Visita Amway.com para ver varios productos que pueden ayudar a apoyar tu inmunidad, incluyendo Tubitos 2GO™ de Nutrilite™ – Salud Inmunológica, Equinácea para Inmunidad Nutrilite™ y Vitamina C de Acción Prolongada Nutrilite™*.

También encontrarás excelentes productos G&H para mantener tus manos limpias e hidratadas, y productos de limpieza para el hogar Amway para eliminar los gérmenes.


*Esta declaración no ha sido evaluada por la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE.UU. Este producto no pretende diagnosticar, tratar, curar ni prevenir ninguna enfermedad.

Deja un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Solo se mostrará su nombre cuando se publique el comentario.