Motivación para entrenar: Consejos para ponerte en movimiento

Se muestran tres personas corriendo en una acera de la ciudad desde atrás. Están comenzando su rutina diaria.

Algunos días comienzas con las mejores intenciones. Dejas lista tu ropa de entrenamiento la noche anterior y fijas un recordatorio en tu teléfono para ponerte en movimiento antes de comenzar el día o justo salir del trabajo.

Entonces las excusas y justificaciones comienzan a acumularse en tu cabeza. Dormir es tan importante como el ejercicio, ¿verdad? Solo cinco minutos más. O te dices que realmente deberías continuar con ese proyecto que tiene fecha tope. Harás ejercicio mañana, ¡es una promesa!

El ejercicio es muy importante para mantenerse saludable físicamente, pero motivarse para entrenar con frecuencia a veces puede ser difícil. Y cuanto más lo postergues, más difícil será volver a tu rutina de acondicionamiento físico.

Estos son algunos consejos sencillos de motivación que ayudarán a cambiar tu forma de pensar y te pondrán en movimiento.

Fijar pequeñas metas para ponerte en forma

Una de las razones del por qué algunas personas no se mantienen motivadas para hacer ejercicios es que fijan metas demasiado altas. No poder alcanzarlas rápidamente te frustrará y querrás desistir.

Fijar pequeñas metas para ponerte en forma es una clave para mantener el entusiasmo y la motivación. Concéntrate en dar pequeños pasos, no grandes saltos, y en tener metas claras y accesibles.

Por ejemplo, si te gusta correr, pero siempre lo postergas porque crees que no tienes tiempo para correr cinco millas, tienes que fijar una meta más realista. Fíjate la meta de correr solo una milla hoy, luego te felicitas cuando lo logres.

Si has pensado en agregar flexiones a tu rutina, fija la meta de comenzar con 5 a 10 cada día durante una semana, según lo que puedas completar. Cuando llegues a la meta, puedes aumentar la cantidad de forma razonable.

Un diario de entrenamiento es una gran manera de hacer el seguimiento a tus metas. Puedes revisarlas cada día y motivarte a aumentar de a poco lo que deseas lograr.

Dos personas se estiran antes de hacer ejercicio al aire libre.

Conseguir un compañero de entrenamiento

Puedes que ni pienses en tener a alguien a tu lado cuando quieres concentrarte en tu entrenamiento.

Pero hacer ejercicio con otra persona tiene muchos beneficios a la hora de motivarte e impulsar tu rutina de acondicionamiento físico al siguiente nivel. Elige a alguien que tenga una personalidad alentadora y que te motive. Y retribuye con lo mismo.

A veces, este pequeño estímulo amistoso y competitivo es el impulso que necesitas para querer entrenar y terminar con fuerza. Hacer ejercicio con un compañero también ayuda a mejorar tu círculo social y te permite hacer conexiones significativas con personas que buscan metas similares.

Mantener los entrenamientos cortos

Tratar de motivarte cuando te sientes intimidado por el entrenamiento de una hora que te espera es suficiente para agotar tu energía antes de empezar. Si no tienes ánimo para hacer ejercicios, saber que harás una sesión de ejercicios corta puede ayudarte a lograrlo más rápido.

En los días cuando te sientes de esta manera, trata de limitar tu entrenamiento de 15 a 30 minutos. Es mejor que no hacer ejercicio en absoluto, y puedes obtener un entrenamiento intenso en un período corto de tiempo. Y, si todavía tienes ganas de entrenar cuando se acabe el tiempo, simplemente continúa.

Un hombre sentado al aire libre escuchando música en sus auriculares. Su música favorita lo ayuda a relajarse.

Crear una lista de reproducción

La música puede ser un motivador excelente. La canción correcta con un buen ritmo puede estimularte a correr más rápido, pedalear más fuerte, hacer más repeticiones en una máquina de peso y, por lo general, aumentar tu estado de ánimo.

Crea una lista de reproducción con todas tus canciones favoritas para motivarte durante un entrenamiento, o prueba algunas de las creadas por n* by Nutrilite, como «Slay the Day».

Mientras disfrutas de tus ritmos, no olvides hidratarte. Para darle un toque de sabor a tu agua, elige un producto como los Tubitos deportivos XS™, que combinan vitaminas B y selenio para ayudarte a luchar contra los radicales libres†. El diseño de los tubitos deportivos los hace ideales para agregarlos a tu botella de agua.

El torso de una mujer se ve trotando afuera mientras sostiene pesas y usa un chaleco para un clima más frio.

Mezclar tu rutina de ejercicios

Mantén las cosas vibrantes e interesantes incorporando una amplia variedad de ejercicios a tu rutina para ponerte en forma. Limitarse a cambiar entre ejercicios cardiovasculares y pesas cada dos días puede comenzar a sentirse rutinario después de un tiempo.

Para variar, elige algo nuevo, como clases de yoga o spinning. ¿Nunca pensaste que correr es lo tuyo? Inténtalo. O bien, toma lecciones para nuevo deporte, como tenis o golf.

Intentar diferentes cosas no solo te ayuda a encontrar nuevos entrenamientos que realmente te gusten, sino que la variedad también es un buen motivador.

Establecer un tiempo determinado de entrenamiento

Parte de motivarte a entrenar es integrarlo a tu rutina diaria, sin excepciones. Ponte como prioridad al crear un espacio en tu agenda para entrenar diariamente.

Cuando está en tu calendario, puedes ajustar tu energía durante el día para asegurarte de que cumplas con esa cita. Fija recordatorios en tu teléfono para mantener tu responsabilidad.

Conocer más

Cualquiera o todos estos consejos te ayudarán a mantenerte en el camino correcto con tus metas para ponerte en forma. Consulta nuestros otros blogs en Conexión Amway para ver más consejos sobre cómo mantener saludable y en forma.


†Esta afirmación no ha sido evaluada por la Administración de Alimentos y Medicamentos de EUA. Este producto no pretende diagnosticar, tratar, curar ni prevenir ninguna enfermedad.

Deja un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Solo se mostrará su nombre cuando se publique el comentario.