¿Qué alimentos tienen probióticos?

Tarros de verduras fermentadas, incluidos encurtidos y chucrut.

El viejo refrán «eres lo que comes» nunca ha sido más cierto que cuando se trata de tu salud digestiva.

Dado que la mayoría de nuestro sistema inmune está directamente relacionado con la salud de nuestro sistema digestivo, es importante para nuestro bienestar general que tomemos pequeños pasos cada día para apoyar nuestro intestino.

Una manera de hacerlo es agregando más probióticos a nuestra dieta, ya sea de los alimentos que comemos o tomando un suplemento diario. Estas bacterias «amigables» se abren paso en nuestro sistema digestivo reemplazando a las bacterias buenas que hemos perdido y ayudan a equilibrar las bacterias malas causadas por las dietas deficientes, estrés y factores ambientales.

Alimentos fermentados

«Son el equilibrio de bacterias “buenas “ y “malas “para apoyar un sistema inmunológico y digestivo saludable», dijo Kristin Morris, Científica Investigadora Principal de Suplementos Nutrilite™.

«Para apoyar mejor la salud intestinal, podrías intentar incorporar más alimentos fermentados en tu dieta, aquellos que incluyan probióticos, microorganismos vivos –esencialmente las bacterias buenas–  para ayudar a mantener una salud digestiva ‘óptima».

Entonces, ¿qué alimentos son fermentados y ofrecen esos beneficios probióticos? Tenemos una lista. Es posible que algunos de estos ya estén en tu refrigerador, pero otros pueden ser una nueva aventura para ti. No tengas miedo; ¡tal vez encuentres tu nueva comida favorita! Como mínimo, tu salud digestiva lo agradecerá por intentarlo.

Yogur

El yogur está hecho de leche fermentada. Esta familia de productos se ha expandido notablemente en los últimos años. Hay tazas de una sola porción, envases de tamaño familiar y recetas que van desde estilos griegos gruesos y ricos en proteínas hasta skyrs islandeses.

Al elegir uno, lee la etiqueta para asegurarte de que sea bajo en azúcar y enumere al menos algunas cepas diferentes de cultivos de bacterias vivas. Como producto lácteo, el yogur también es una buena fuente de calcio.

Un tazón de yogur con probióticos cubierto con bayas y granola.

Pepinillos

Si bien esto parece un complemento fácil para tu dieta, puede ser un desafío. Solo los encurtidos fermentados en agua salada proporcionarán los probióticos que estás buscando.

La mayoría de las grandes marcas que se venden en supermercados simplemente se conservan en vinagre y condimentos y no contienen probióticos. Encontrarás encurtidos fermentados en la sección de refrigerados y una ausencia de vinagre en la lista de ingredientes.

Si no lo ves en el mercado de tu vecindario, tu mejor opción puede ser las tiendas naturistas u otras tiendas especializada.

Chucrut

El chucrut,  hecho de repollo, es otro alimento con el que probablemente estés familiarizado, pero enfrenta los mismos desafíos que los encurtidos. El chucrut de larga duración en frasco o lata no tendrá los probióticos que estás buscando.

Dirígete a la sección de refrigerados y lee las etiquetas. Asegúrate de que no esté pasteurizado y no contenga vinagre. Algunas etiquetas pueden promocionar la presencia de «cultivos vivos».

El chucrut es excelente para servir como guarnición, como aderezo para salchichas de diferentes tipos; es el acompañamiento perfecto para el clásico emparedado Reuben, o para comerlo solo como ensalada o en sopa.

Miso

Miso es una pasta salada hecha de soja fermentada y otros condimentos. Es un ingrediente versátil que a menudo se usa en sopas, aderezos para ensaladas, salsas y una variedad de platos japoneses.

También es una buena fuente de proteínas y fibra. Elije miso de calidad de la sección refrigerada de la tienda y no lo agregues a los platos cocinados demasiado pronto. Cocinar el miso, como por ejemplo agregándolo a la sopa hirviendo, matará a los probióticos.

Espera hasta que el fuego esté apagado y agrégalo gradualmente.

Kombucha

La Kombucha es té negro o verde fermentado que se ha vuelto tan popular; puedes encontrar botellas de este en las principales tiendas de comestibles e incluso bares de kombucha con el té de barril en tu vecindario de moda.

Consulta las etiquetas para ver si hay indicios de probióticos vivos y para asegurarte de que no esté pasteurizado.

Las personas incluso pueden preparar su propia kombucha en casa agregando ciertas bacterias, azúcar y levadura al té, permitiendo después su fermentación. El proceso resulta en el crecimiento de una «colonia simbiótica de bacterias y levaduras», o SCOBY, que se puede utilizar para hacer nueva kombucha.

Un plato de tempeh rico en probióticos

Tempeh

Este producto de soja fermentada es similar al tofu, pero la fermentación agrega probióticos. Mucha gente dice que tiene un sabor a nuez.

Tiene un alto contenido de proteínas y, por lo general, se sirve en un pastelillo y se puede usar como sustituto de la carne en casi cualquier receta. Por lo general, puedes encontrarlo en la sección de alimentos refrigerados o congelados de tu tienda.

Kéfir

Esta bebida de leche fermentada y picante obtiene su golpe probiótico de los granos de Kéfir, que consiste en bacterias de ácido láctico y levadura. Los granos se agregan a la leche de cabra o de vaca para una bebida que muchos dicen, sabe a yogur.

Puedes beberlo solo, usarlo en batidos u otras bebidas mezcladas, o incluirlo en aderezos y salsas.

Un frasco de kimchi en un mostrador.

Kimchi

El kimchi es similar al chucrut que es col fermentada, pero a menudo utiliza una variedad diferente de repollo (u otras verduras) y tiene una mezcla única de especias y condimentos.

Nuevamente, dirígete a la sección refrigerada y lee la etiqueta: Busca cultivos sin pasteurizar, fermentados naturalmente o una referencia a cultivos vivos.

El kimchi es excelente como guarnición o para agregar un poco de chispa encima de una hamburguesa o ensalada.

Pan de masa fermentada

El pan de masa fermentada comienza con un iniciador de masa madre, una mezcla de agua y harina que se deja fermentar. Reemplaza la levadura en las recetas tradicionales de pan.

Ese iniciador también proporciona probióticos. Pero de nuevo, revisa las etiquetas. Muchas marcas de pan de masa fermentada en tu supermercado local utilizan un método alternativo que no incluye los beneficios de los probióticos.

Tu panadero local puede tener mejores opciones.

Una hermosa barra de pan de masa fermentada sobre una tabla para cortar.

Agrega un suplemento probiótico diario

Aunque la lista anterior ofrece varias opciones para introducir probióticos en tu dieta, aún es difícil incluirlos todos los días y asegurarse de estar consumiendo lo suficiente.

Si estás buscando una forma regular de apoyar un tracto digestivo saludable, considera un suplemento nutricional como el Probiótico Balance Within™ de Nutrilite™†. Este probiótico fácil de usar viene en paquetes delgados que puedes verter directamente en tu lengua o espolvorear sobre alimentos o bebidas frías. Solo un paquete entrega la misma cantidad de probióticos que 12 porciones de kombucha.

Balance Within™ de Nutrilite™ presenta una mezcla exclusiva de cinco cepas probióticas que son lo suficientemente resistentes como para sobrevivir al viaje a través del estómago y llegar a tu intestino vivo y capaces de hacer su trabajo.

Al tomar un suplemento diario y agregar alimentos ricos en probióticos a tu dieta, enviarás aún más de lo «tipos buenos» a donde pertenecen.

Aprende más

¿Deseas obtener más información sobre el suplemento Probiótico Balance Within™ de Nutrilite™ ? Visita el sitio web para Amway US.


†Esta afirmación no ha sido evaluada por la Administración de Alimentos y Medicamentos de EUA. Este producto no pretende diagnosticar, tratar, curar ni prevenir ninguna enfermedad. 

Deja un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Solo se mostrará su nombre cuando se publique el comentario.