Seis consejos nutricionales para ser una persona más feliz y saludable

Una vista desde arriba de varias verduras en tablas para cortar.

Cuando tienes días ocupados o caóticos, puede ser difícil priorizar la buena nutrición.

Especialmente si la hora del almuerzo te toma por sorpresa. Cuando comienzan las punzadas de hambre, es mucho más fácil llamar a tu restaurante favorito para pedir algo o comer una pizza del congelador.

No tiene nada de malo si es de vez en cuando, pero si quieres prepararte para enfrentar cualquier cosa en la vida, es importante cuidarte de ti y de tu familia.

«Lo que pones en tu cuerpo importa», dijo Holiday Zanetti, científica de investigación sénior e investigadora clínica de Nutrilite™. «Lo que decides comer cada día puede afectar tu salud no solo hoy, sino también mañana y en el futuro, así que elige sabiamente.

La buena nutrición es muy importante para la salud y el bienestar en general».

Estas son algunas maneras fáciles de ayudar a darle a tu cuerpo el combustible necesario para mantener un estilo de vida saludable y activo.

Una mujer busca recetas en su teléfono celular mientras un hombre y un niño juegan de fondo.

Planear comidas para toda la semana

Las comidas convenientes con una nutrición cuestionable son tentación cuando te presiona el tiempo o abres el refrigerador y lo encuentras vacío.

Planificar tus comidas y comprar para la semana ayuda, así como dedicar una tarde a la semana para preparar tus comidas a fin de que todos los ingredientes estén listos.

Es posible que creas que no tienes tiempo para eso, pero puedes empezar de a poco. Prueba planificar una o dos comidas a la semana. Cuando te des cuenta de la cantidad de tiempo y frustración que ahorras más adelante, lo seguirás haciendo.

Llenar la mitad del plato con frutas y verduras

La OMS recomienda que las personas consuman entre 5 y 9 porciones de frutas o verduras de 400 gramos cada una diariamente, por lo que es importante incluirlas en tu planificación de comidas.

Una manera de asegurarte de alcanzar esa meta es darles su espacio en cada comida. Trata de tener la mitad de tu plato lleno de frutas o verduras, mientras que el resto puede contener proteínas magras y granos enteros.

Una mujer sostiene un manojo de lechuga en un mercado de productores.

Consumir lo que está en temporada

Siempre es mejor consumir frutas y verduras frescas, porque comienzan a perder nutrientes ni bien se cosechan.

Los mercados de agricultores son una gran manera de obtener las más frescas. Además, verás lo que está en temporada y obtendrás inspiración para nuevas recetas.

Si los productos frescos no son una opción, las verduras congeladas o enlatadas también son nutritivas, pero intenta evitar las que vienen con salsas prefabricadas o con muchos aditivos. Busca las versiones que digan sin azúcar añadida, sin endulzar, envasada en su propio jugo, sin sal añadida o con sodio reducido.

No más refrigerios con calorías vacías

Planificar con anticipación te ayuda con los refrigerios y las comidas. Asegúrate de tener a mano un amplio suministro de frutas que puedas comer, o verduras que sean fáciles de preparar rápidamente.

Y no te olvides de la proteína. Hay muchas recetas en línea para bocados o barras de proteínas fáciles de preparar. Si prefieres una versión preenvasada, lee primero las etiquetas para asegurarte de que no hagan más daño que bien.

Una copa de agua fría cerca de un plato de cena a la hora de comer y una persona sirviéndose ensalada.

Mejor elegir agua

Una hidratación adecuada es parte clave de tu salud general. Las bebidas gaseosas, los cafés y los tés llenos de agregados azucarados pueden ofrecerte una breve explosión de energía, pero también vienen con calorías vacías. Y la cafeína puede tener un efecto deshidratador.

En lo posible, elige beber agua. Trata de beber entre 72 y 96 onzas por día ( de 2 a 3 litros).

Los alimentos enteros, sin refinar ni procesar, son la mejor fuente de vitaminas, minerales y fitonutrientes. Pero las investigaciones demuestran que la mayoría de las personas no obtienen los nutrientes diarios que necesitan solo con su dieta. Un suplemento multivitamínico diario puede ayudarte a llenar esas brechas nutricionales.

Agregar un suplemento diario

Los adultos pueden considerar Daily Nutrilite™, que ofrece un 100 % o más del valor diario recomendado (VDR) de 17 vitaminas y minerales esenciales. Para los niños, prueba el Masticable diario para niños Nutrilite™, que contiene 19 vitaminas y minerales esenciales, incluidos 12 con un 100 % de su VDR.

Una vez que cubras las necesidades básicas, echa un vistazo a las áreas específicas que podrían requerir más atención. ¿Quieres apoyar tu inmunidad? Las investigaciones demuestran que la vitamina C ayuda a proteger el funcionamiento saludable de tu sistema inmunológico y la vitamina D es un nutriente esencial para su funcionamiento óptimo.†

Un suplemento como la Vitamina C de acción prolongada Nutrilite™ llena fácilmente las brechas de vitamina C en tu dieta, ya que una porción diaria es igual a la vitamina C de 7 naranjas, 16 limones o 6 toronjas. La Vitamina D Nutrilite™, conocida también como la vitamina del sol, puede ayudar cuando los días son más cortos y pasamos mucho tiempo en interiores.

Una vista desde arriba de una persona sentada en un banco sosteniendo una botella de tabletas de Vitamina C de acción prolongada Nutrilite.

También puedes considerar Defensa inmunológica Nutrilite™ con zinc y albahaca sagrada, que brinda un apoyo diario a las defensas naturales de tu cuerpo y ayuda a la salud respiratoria.†

Estas son solo algunas maneras de que tú y los tuyos se encaminen hacia una mejor nutrición y salud óptima.

«Los hábitos saludables marcan una gran diferencia, pero llevan tiempo», dijo Holiday. «No dejes que te abrume; dar pasos pequeños marcará una gran diferencia en tu salud. ¡La consistencia es la clave!»

Para conocer más sobre los productos mencionados aquí, visita Amway.com o Amway.ca. Y lee más sobre vida saludable en el blog Conexión Amway.


†Esta afirmación no ha sido evaluada por la Administración de Alimentos y Medicamentos de EUA. Este producto no pretende diagnosticar, tratar, curar ni prevenir ninguna enfermedad. 

3 Comentas

Deja un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Solo se mostrará su nombre cuando se publique el comentario.