¿Por qué debería importarte lo que tienen tus suplementos?

Una vista de un tazón de yogur y fruta desde arriba que muestra la mano de una mujer sosteniendo suplementos Nutrilite del Paquete para la Mujer.

En nuestra búsqueda por encontrar los mejores y más nutritivos alimentos para nosotros mismos y nuestras familias, muchos compradores se han convertido casi en detectives.

Leen cuidadosamente las listas de ingredientes, toman nota del lugar en el que se fabricaron los artículos y, si están comprando en mercados locales, a menudo conocen a los agricultores que están detrás de los alimentos.

¿No deberíamos ser igual de curiosos cuando se trata de nuestros suplementos nutricionales? Estudios recientes han demostrado que más de la mitad de todos los adultos en los Estados Unidos están tomando uno o más suplementos nutricionales que no han sido recomendados por sus médicos.

Los compran en línea o de manera presencial por venta libre, en un intento de tomar las mejores decisiones que puedan para su salud. Pero esto plantea un problema: ¿Qué sabemos sobre la calidad de esos suplementos?

La mano de un científico sostiene una botella de suplemento Nutrilite y la fecha de vencimiento está visible en la parte inferior.

¿Se regulan los suplementos?

La Administración de Medicamentos y Alimentos de EE. UU. (FDA, por sus siglas en inglés) tiene una estructura de supervisión diferente para los suplementos que para los medicamentos.

A diferencia de los productos farmacológicos que deben ser seguros y eficaces para su uso previsto antes de la comercialización, no hay disposiciones en la ley para que la FDA «apruebe» suplementos dietéticos para la seguridad o la eficacia antes de que lleguen al consumidor.

La FDA tiene estándares establecidos para las buenas prácticas de fabricación con el fin de que los fabricantes de suplementos las usen como pautas en lo que se refiere a la pureza y resistencia de los ingredientes. Pero los fabricantes de suplementos nutricionales no tienen que obtener la aprobación de la agencia antes de producir ni vender estos productos.

Ten cuidado con las declaraciones que son demasiado buenas para ser ciertas

Debido a esta regulación menos estricta, algunas etiquetas de suplementos tienen declaraciones que podrían no ser ciertas o no estar respaldadas por evidencias científicas. Los expertos en salud recomiendan estar atentos a las siguientes señales de alerta:

  • Productos que afirman que pueden diagnosticar, tratar, curar o prevenir enfermedades.
  • Suplementos publicitados como «100 % naturales», pero que no cuentan con información sobre los ingredientes específicos.
  • Cualquier etiqueta de suplemento con declaraciones que suenan demasiado buenas para ser verdad.

Un investigador de NSF prueba los productos Nutrilite.

Pruebas independientes

Algunas empresas de suplementos utilizan organizaciones de pruebas independientes para verificar la calidad de sus ingredientes y productos, tales como la Farmacopea de Estados Unidos y la NSF International.

Estas pruebas de terceros están diseñadas para garantizar que los suplementos se fabricaron correctamente, que contienen los ingredientes que aparecen en sus etiquetas y que no tienen niveles dañinos de contaminantes.

Los suplementos nutricionales creados por Nutrilite™, la marca N.º 1 del mundo en ventas de vitaminas y suplementos nutricionales*, tienen un sello certificado por la NSF azul y blanco. Estar verificado por las etiquetas de pruebas independientes de la NSF significa que los suplementos Nutrilite han pasado por un proceso riguroso para certificar la seguridad de sus productos.

Trazabilidad en los suplementos

Debido a que los suplementos nutricionales no están regulados de la misma manera que los medicamentos, es importante que aprendas sobre los estándares de calidad del fabricante. Te recomendamos que les compres a empresas de confianza que utilicen pruebas de terceros para evaluar sus productos y a aquellos que tengan un largo historial de transparencia en lo que se refiere a sus ingredientes.

Como consumidores, es importante saber de dónde provienen los ingredientes de nuestros suplementos. Con esa información, podemos tomar las mejores decisiones y sentirnos bien acerca de los productos que estamos comprando para nosotros mismos y nuestras familias.

Los equipos de la granja orgánica certificada Nutrilite en México cosechan chía seca para los suplementos Nutrilite.

Trazabilidad y transparencia de las prácticas de Nutrilite

Los científicos y agricultores de Nutrilite tienen una larga historia de proporcionar trazabilidad para sus suplementos. Mantienen registros exhaustivos que documentan cada paso de la siembra, el cultivo, la cosecha y el procesamiento de cada ingrediente botánico utilizado para fabricar sus productos, desde quién plantó las semillas en qué granja, hasta cuándo se cosecharon las plantas.

«Cada uno de nuestros productos botánicos atraviesa un amplio proceso de trazabilidad de nueve pasos exclusivo de Nutrilite», Sam Kilgore, Gerente de Desarrollo de Calidad de Proveedores en Amway. «Hacemos las pruebas una y otra vez para asegurarnos de que cada uno de los productos sea seguro para ustedes y sus familias. Con todos nuestros productos, garantizamos la presencia de elementos buenos y la ausencia de elementos malos».

Desde leer las etiquetas hasta buscar evidencias de pruebas independientes y trazabilidad, se necesitan muchos aspectos para escoger los mejores suplementos nutricionales para ti y tu familia. Asegúrate de seleccionar productos que te hagan sentir seguro de que estás tomando la decisión correcta para tu nutrición.

Para conocer más sobre los productos Nutrilite, visita amway.com.


*Fuente: Euromonitor

Deja un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Solo se mostrará su nombre cuando se publique el comentario.