Probióticos para niños: Por qué apoyan el sistema inmunológico

Una vista desde el fondo de un aula mientras un niño pequeño levanta la mano.

A medida que más niños regresan a las aulas escolares u otras actividades «en persona» donde comparten y están en contacto con otros estudiantes, seguro te preguntarás qué puedes hacer para apoyar a sus sistemas inmunológicos.

Por supuesto, debes asegurarte de que comen una dieta saludable, animarlos a usar una máscara cuando sea apropiado, lavarse las manos y evitar tocarse la cara. Pero también deberías pensar en sus sistemas digestivos.

La salud inmunológica y el sistema digestivo

Eso puede sonar extraño, pero el sistema digestivo es el centro de la salud inmunológica de tu cuerpo. De hecho el 70 % de tus células de inmunidad se encuentran en el revestimiento del intestino, que también es el hogar de billones de pequeñas bacterias buenas y malas. (Puede que hayas escuchado el término «microbioma»)

El equilibrio entre esas bacterias buenas y malas es una parte clave del sistema inmunológico. Pero se puede desequilibrar fácilmente debido a los alimentos procesados, el estrés ocasional y los factores del medioambiente.

Una ilustración del sistema digestivo con un escudo en el frente indicando el 70 por ciento. Ese es el por ciento que se aloja en tu intestino.

Beneficios de los probióticos

Aquí es donde entran los probióticos. Los probióticos ayudan a restaurar el equilibrio entre las bacterias buenas y malas.

«La población de bacterias en el intestino es donde las funciones del sistema inmunológico y el digestivo se juntan», dijo Kristen Morris, científica investigadora principal de la marca de vitaminas y suplementos nutricionales Nutrilite™. «El intestino trabaja para mucho, incluyendo enseñar a tu sistema inmunológico a cómo comportarse».

«Hay cosas que podemos hacer para apoyar la función saludable de nuestro intestino», continuó diciendo Kristen, «una de las cuales incluye tomar regularmente un probiótico».

Un hombre les da vitaminas Nutrilite a dos niños sentados en la barra de la cocina.

Alimentos y suplementos repletos de probióticos

Hay dos maneras en las que puedes aumentar el consumo de probióticos en tus niños. Una es ofrecerles comidas ricas en probióticos naturales como yogur, kéfir, kombucha, chucrut u otros alimentos fermentados. Sin embargo, aparte del yogur, esos alimentos no están en la lista de los favoritos de muchos niños.

La otra forma es darles un suplemento. El Probiótico masticable para niños Nutrilite™ contiene probióticos diseñados específicamente para niños, así como concentrado de cereza acerola para una dosis adicional de vitamina C.

Proporciona mil millones de unidades formadoras de colonias (UFC), lo que significa que son microorganismos vivos, ¡de los buenos! No todos los probióticos sobreviven el viaje a través del sistema digestivo a tu intestino, por lo que la mayoría ayuda a que un número significativo logren formar un microbioma en tu intestino para mantener el equilibrio necesario.†

Conoce más

Ya sea que elijas darle a tus hijos probióticos mediante alimentos o un suplemento, agregar una dosis diaria a sus dietas naturalmente ayudará a apoyar tanto un sistema digestivo saludable como un sistema inmunológico durante cada temporada.

Puedes leer más sobre tu sistema inmunológico en otros blogs en Conexión Amway. Para obtener más información sobre el Probiótico masticable para niños Nutrilite™ u otros productos Nutrilite™ que apoyan el sistema inmunológico, visita Amway.com o Amway.ca.


†Esta afirmación no ha sido evaluada por la Administración de Alimentos y Medicamentos de EUA. Este producto no pretende diagnosticar, tratar, curar ni prevenir ninguna enfermedad.

Deja un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Solo se mostrará su nombre cuando se publique el comentario.